Huevos anormales de gallinas: Todo lo que necesitas saber

Tabla de contenido

¿Alguna vez has visto huevos anormales en el nido de tus gallinas? Si la respuesta es si, es posible que te haya sorprendido la forma tan extraña que tienen estos huevos. Si bien las gallinas pueden proporcionarnos huevos sanos y nutritivos durante todo el año, ninguna gallina pondrá huevos perfectos por siempre.

Encontrar huevos anormales en los nidos de tus gallinas ponedoras pueden alarmarte y, aunque puede significar que sus amigas emplumadas sufren de alguna enfermedad o estrés, no es necesariamente algo grave. Estas aves son seres vivos, y al igual que nosotros los humanos, algunas cosas pueden salir mal, sin explicación aparente.

Con solo un par de excepciones, los huevos anormales que colocan las gallinas todavía se pueden comer, a continuación presentamos los tipos de huevos anormales que hemos logrado ver durante todo el tiempo que hemos criado gallinas, junto a las posibles causas y soluciones.

1. Huevos de cáscara blanda o sin cáscara

Huevos anormales de gallinas: Todo lo que necesitas saber

Este tipo de huevos anormales, son comunes entre los propietarios de gallinas ponedoras. A estos huevos les puede faltar toda las cascara o solo una parte de ella, pero la membrana que cubre el interior del huevo todavía se mantiene intacta.

Estos huevos sin cascara generalmente se producen por la inadecuada nutrición de las gallinas ponedoras, como la falta de calcio o vitamina D en el alimento balanceado de tus aves. Sin embargo, pueden existir otras razones por las que cascaras sean blandas.

Entre las causas más comunes tenemos: el estrés por calor o el exceso de sal en la dieta diaria de tus gallinas. Los huevos de cáscara blanda suelen presentarse en gallinas que recién han comenzado la puesta de huevos, o por el contrario en gallinas mayores de 4 años.

No se recomienda comer los huevos con cáscara blanda si están agrietados. Aunque si se encuentran intactos puede estar bien, sin embargo, en lo personal no me siento cómodo alimentándome con este tipo de huevos.

2. Huevo de pestañas

Uno de los tipos de huevos anormales por el que hay que preocuparse, es el huevo de pestañas. Es probable que haya escuchado relatos sobre este tipo de huevos, sin embargo, después de casi 8 años criando gallinas ponedoras, nunca he recolectado uno personalmente.

Sin embargo, no te alarmes, investigando minuciosamente en Internet hemos averiguado que encontrar este tipo de huevos no significa una sentencia de muerte inmediata para tus gallinas, como probablemente hayas leído o te hayan contado. Sin embargo, esto puede ser causado por alguna enfermedad de tu gallina.

El huevo de pestañas generalmente se asocia con infecciones al oviducto de las gallinas, y las causas más probables son las infecciones por micoplasma o E.coli. Estos huevos anormales se ven como una masa gomosa, y no se parece en absoluto a un huevo normal. Entonces ¿puedo comerlo? Por supuesto que no.

3. Huevos con pigmentación extraña

Los huevos que muestran partes poco pigmentadas o incluso manchas de colores púrpura, rosa o morado son probablemente causados ​​​​por una situación de estrés muy alta, ocasionado por el calor, miedo a los depredadores o estar encerrados en espacios muy pequeños. Pero tambien podría ser causado por el exceso de calcio en su dieta o un posible signo de alguna enfermedad oculta.

Sin embargo, aunque estos huevos no tienen un color uniforme son huevos normales, solo tienen una pigmentación incompleta; que es solo un defecto menor. Por lo que nunca he tenido problemas al comer huevos de gallinas con la pigmentación incompleta.

4. Protuberancias en los huevos

Estos anormalidad en los huevos pueden presentarse tanto en gallinas jóvenes como en las de mayor edad. La causa de estos huevos anormales puede deberse al exceso vitamina D o calcio en la dieta de tus gallinas. Otras posibles causas son defectos en las glándulas de la concha o estrés durante el proceso de calcificación de nuestras aves.

Estas protuberancias en los huevos de las gallinas están formadas por depósitos de calcio; pueden variar desde protuberancias pequeñas a grandes y, por lo general, son de color blanco. Estos huevos anormales los he comido sin problemas, ya que las protuberancias formadas en el exterior del huevo no afectan el contenido del mismo.

5. Huevos de viento o de hadas

Estos huevos de tamaño diminuto a menudo lo puedes encontrar en los nidos de gallinas ponedoras que están colocando sus primeros huevos. Este solo es un problema técnico donde la cáscara comienza a formarse antes de que se libere la yema, por lo que la cascara solo encerrara la clara formando esta diminuta formación.

Es común en ponedoras jóvenes que no han desarrollado completamente su sistema reproductivo. Los huevos de viento no eclosionarán si tratas de incubarlos, porque incluso, si contiene yema, la cáscara no tiene el tamaño adecuado para permitir el crecimiento del embrión. En mi caso, nunca me atreví a comer estos huevos anormales debido a su tamaño tan pequeño.

6. Huevos con yemas dobles

Cuando dos yemas de huevo se liberan casi al mismo tiempo en el oviducto, es posible que la clara y la cáscara las envuelva a ambas, lo que da como resultado un huevo de tamaño más grande de lo normal y con dos yemas.

Debido a su gran tamaño, los huevos de doble yema pueden ser motivo de preocupación para sus gallinas, ya que puede causar un atasque o provocar un prolapso de ventilación, pero esto es muy raro que ocurra.

Por otro lado, las yemas dobles se han vuelto populares en todo el mundo, tanto que los granjeros industriales tratan de mantener gallinas que solo producen huevos con yema doble en Europa. En resumen, en la mayoría de casos no existe problema que una gallina ponga huevos con doble yema, simplemente es extraño. Entonces ¿puedo comerlo? Por supuesto que si, estos huevos son comestibles.

7. Huevo dentro de otro huevo

Esto tiene un proceso muy similar al de un huevo con dos yemas, ocurre cuando una gallina libera un segundo huevo en el oviducto antes que el proceso de puesta del primer huevo haya sido completado. Esto hace que el primer huevo se invierta en el oviducto, encerrándolo dentro de otro huevo.

Estos huevos anormales son muy raros, y personalmente nunca he visto uno en persona, pero a continuación mostramos un video que lo comprueba.

Aunque no he tenido el privilegio de tener una gallina que ponga un huevo dentro de otro huevo, según lo que hemos investigado, se puede comer sin ningún tipo de inconveniente.

8. Huevos moteados

Los huevos moteados son bastante comunes e incluso existen algunas razas de gallinas que lo ponen (ver wellsumer). Lucen muy bien, y es maravilloso lo únicos que pueden verse estos huevos. Estas motas alrededor del huevo son en realidad depósitos de calcio adicionales y se forman cuando el proceso de calcificación es alterado o existe algún defecto en la glándula de la cáscara.

Aunque están considerados como huevos anormales, una investigación realizada por National Geographic revelo que estos huevos moteados podrían ser una forma de fortalecer las cáscaras, por lo que su gallina podría estar realizando estupendamente bien su trabajo. Por último, nunca hemos tenido problemas en comer estos deliciosos huevos moteados.

9. Huevos con formas extrañas

Estos huevos con formas extrañas suelen tener un aspecto anormal, como bultos en los lados, o un extremo muy alargado, o simplemente una cascara rugosa. En esta categoría entran todos los huevos que no tienen una apariencia uniforme.

Los huevos con formas extrañas suelen ocurrir si existe algún tipo de alteración en el proceso de formación del huevo, o si su gallina experimenta un tipo de estrés muy alto, como la intimidación. Este fenómeno generalmente ocurre en gallinas mayores o muy jóvenes. En casos raros, algunas enfermedades infecciosas puede ser la causante de los huevos anormales.

10. Huevos remendados

Este tipo de anormalidad en los huevos tambien es común, y muchas veces puede ser confundido con el picoteo de huevos de las gallinas. Los huevos remendados generalmente se agrietan durante el proceso de puesta de las gallinas, pero se repararán sola antes de la puesta. Por lo que el huevo terminarás con con una banda levantada alrededor de la circunferencia del huevo.

Esto generalmente sucede cuando la gallina se encuentra sometida a un estrés fuerte durante la puesta del huevo o a una iluminación incorrecta en los nidos del gallinero. Estos suele pasar mayormente en gallinas mayores. Estos huevos se pueden comer sin problemas.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira más contenido relacionado

Las 6 sobras de cocina más peligrosas para las gallinas

por Gallinas Ponedoras, mayo 17, 2024

Si tienes gallinas en tu corral, es importante cuidar su alimentación para mantenerlas...

La gallina Brahma: una joya en el mundo de las aves de corral

por Gallinas Ponedoras, mayo 15, 2024

¡Hola! Hoy quiero contarte sobre mi primera experiencia con la raza de gallina Brahma....

Criar pollitos: guía para principiantes durante las primeras 6 semanas

por Gallinas Ponedoras, mayo 10, 2024

El cuidado de los pollitos es fundamental para garantizar su salud y bienestar a lo...

7 mejores razas de gallinas híbridas para granjas al aire libre

por Gallinas Ponedoras, mayo 3, 2024

Las gallinas híbridas, también conocidas como cruces o híbridos, se crean cruzando...

Indio gigante de Brasil: La historia y los orígenes de estos enormes gallos

por Gallinas Ponedoras, mayo 1, 2024

El Indio Gigante es una raza de gallina brasileña de plumas duras. Esto significa que...

¿Criar gallinas para huevos realmente nos permitirá ahorrar dinero?

por Gallinas Ponedoras, abril 29, 2024

Criar gallinas es un pasatiempo divertido que proporciona una fuente conveniente de...