9 razones por las que su pollo no quiere comer

Tabla de contenido

Los pollos son animales encantadores a los que les fascina comer. Estas aves pasan mucho tiempo rascando y picoteando en búsqueda de alimentos. Si tu pollo no quiere comer es porque está enfermo o gravemente herido.

Sin embargo, si una de sus gallinas se ha vuelto menos activa que sus compañeras y está sentada en el nido de huevos por mucho tiempo, a lo mejor sean signos de cloquez, en este caso es normal que coma menos y se esponje cuando alguien se acerque a su nido.

Por otro lado, los pollos que no comen por razones distintas a la cloquez necesitan atención veterinaria inmediata, ya que esto es un signo de enfermedad grave, lesión u otra afección médica que va desde un daño en el pico hasta una enfermedad infecciosa.

Entonces, ¿Por qué mi pollo no quiere comer?

Lo primero que debes saber es que no es normal que las gallinas dejen de alimentarse. Por lo general, los pollos aprovecharán la oportunidad de comer cuando vayas a alimentarlos. Si uno o más miembros de su gallinero no están comiendo, entonces algo anda mal. Es bueno que estés prestando atención a lo que está pasando con tus amigas emplumadas.

Los pollos pueden perder el apetito y dejar de comer por varias razones. A continuación se presentan nueve razones por las que sus pollos han dejado de comer.

Pollos con impactación en el buche

Un pollo puede sufrir de impactación en el buche cuando consumen una gran cantidad de alimentos que no pueden digerir. Algunos de los alimentos que comen sus gallinas pueden llenar sus buches y, en última instancia, hacer que las aves dejen de comer.

Como criador de pollos, es fácil detectar un buche impactado al tocar suavemente el buche de sus aves con las manos. Si el buche está totalmente lleno, las posibilidades de que sus pollos tengan un buche impactado son altas.

La buena noticia es que puede lidiar de forma sencilla con el problema de impactación en el buche al limitar la cantidad de fibra en la dieta de sus pollos. Además, evite darles a sus pollos alimentos difíciles de digerir porque tal alimento solo llenará sus buches, haciendo que dejen de comer.

Por ejemplo, los cacahuetes y las pasas son golosinas muy apreciadas por sus gallinas. Sin embargo, los dos son difíciles de digerir para los pollos. Los pollos criados en libertad tienen menos probabilidades de tener el buche impactado, ya que no tienen demasiada comida a su disposición cuando se alimentan al aire libre.

Huevo atascado en la gallina

Las gallinas con un huevo atascado pueden dejar de comer mientras luchan por expulsar el huevo de su cuerpo. Aunque esta es una condición rara, suele ocurrir con algunas gallinas. Hay varias razones detrás del atascamiento de huevo en las gallinas.

¿Por qué mi pollo no quiere comer?

Las gallinas que carecen de calcio, por ejemplo, tienen un alto riesgo de atascamiento de huevos, ya que sus músculos no son lo suficientemente fuertes para contraerse mientras los expulsan. Las gallinas obesas tienen dificultades para expulsar los huevos de sus cuerpos ya que sus músculos son más débiles.

Cuando sus gallinas tienen huevos atascados, pueden verse débiles y no mostrar interés en la comida. La tensión abdominal que viene con el atascamiento de huevos puede hacer que sus pollos se sientan demasiado débiles para comer.

Consulte a un veterinario si sospecha que sus gallinas no están comiendo debido al atascamiento de huevos. Alternativamente, puede ayudar a las gallinas a expulsar los huevos aplicando un lubricante alrededor de las áreas de ventilación. Verifique si hay señales de atasco de huevos antes de concluir que sus gallinas sufren esta condición.

Enfermedades

Las enfermedades pueden causar pérdida de apetito y debilidad en los pollos. Los pollos enfermos pueden dejar de comer repentinamente y finalmente con el tiempo ir perdiendo movilidad. La coccidiosis, por ejemplo, hace que los pollos sientan dolor y dejen de comer.

Esta enfermedad contagiosa de los pollos puede hacer que sus aves pierdan movilidad y se encorven de dolor durante varias horas. Además, puede hacer que sus pollos mantengan la cabeza debajo de las alas durante su alimentación diaria.

La enfermedad de Marek es otra enfermedad de los pollos que puede hacer que sus aves dejen de comer. Los pollos con esta enfermedad no solo no pueden caminar correctamente y mantener el equilibrio, sino que tampoco pueden alimentarse normalmente.

El cólera aviar también hace que sus aves pierdan el apetito totalmente. Esta enfermedad puede causar estragos en el sistema digestivo de los pollos, lo que los lleva a dejar de comer. Además, es doloroso y los pollos no comen adecuadamente debido al dolor extremo de esta enfermedad.

Si sus pollos no comen debido a una enfermedad, puede consultar con su veterinario para que le recete un tratamiento. Si sus pollos padecen Salmonella, por ejemplo, puede darles algunos antibióticos para ayudarlos a combatir esta enfermedad crónica.

Parásitos

Si observa que sus pollos se rascan sin sentido lo mas probable es que sufra de una infestación de parásitos. En caso de que sus aves tengan piojos, por ejemplo, pasará una cantidad significativa de tiempo rascándose para deshacerse de estos parásitos.

Si sus pollos se rascan constantemente sin tomar descansos para comer, lo más probable es que tengan parásitos. Los parásitos necesitan un tratamiento adecuado, lo que implica el uso de productos químicos para matar los parásitos externos en los pollos.

Limpie su gallinero al menos semanalmente para evitar que los parásitos se reproduzcan e infesten a sus pollos. Además, retire las aves afectadas del gallinero para que no propaguen parásitos como ácaros y piojos a otros pollos.

Intimidación

La intimidación es un hábito común en los pollos. Las aves introducidas por primera vez en su gallinero corren el riesgo de ser intimidadas por otras aves de mayor edad. Si nota que sus nuevas aves no comen como otros miembros del gallinero, sin duda se debe a la intimidación.

La intimidación puede hacer que los pollos nuevos se sientan temerosos para comer. Los pollos intimidados poco a poco se irán debilitando como resultado de la mala alimentación. En última instancia, la única manera de detener la intimidación en su gallinero es separando las aves nuevas de las aves más viejas.

Aunque parezca que la intimidación se detiene a medida que los pollos se acostumbran, la tendencia puede continuar por más tiempo de lo esperado. Además, los pollos pueden sufrir lesiones debido a que se picotean entre sí.

Tales lesiones son fatales y pueden provocar un sangrado excesivo y, en última instancia, matar gradualmente a sus pollos. Por lo tanto, identifique las aves con comportamiento agresivo y aíslelas de las aves dóciles antes de que comiencen a intimidar a otros pollos, especialmente durante la hora de comer.

Estrés

Al igual que los seres humanos, el estrés puede hacer que tus gallinas pierdan el apetito y dejen de alimentarse correctamente. Varias cosas pueden estresar a sus aves y hacer que tengan menos ganas de comer. Por ejemplo, los pollos recién agregados al gallinero pueden estresarse debido a la intimidación de los pollos más maduros. Las gallinas también pueden estresarse si no tienen un lugar seguro donde poner sus huevos.

Además, las gallinas ponedoras pueden sentirse estresadas debido al acoso constante de los gallos. Debido al estrés, estas gallinas pueden retirarse a un lugar seguro y dejar de comer normalmente.

La presencia de depredadores como perros, gatos y zorros puede estresar a sus pollos. Los pollos de corral tienen un alto riesgo de estresarse debido a los depredadores. Estas gallinas pueden dejar de comer ya que pasarán tiempo ocultándose de los depredadores.

Identifique qué es lo que estresa a sus pollos y luego trate de solucionar el problema. Si sus pollos se estresan por miedo a los depredadores, busque formas de proteger su gallinero contra estas amenazas. Si sus gallinas tienen estrés debido a que algunas gallinas agresivas las intimidan, considere aislar a esas aves agresivas del gallinero.

Lesión Física

Los pollos con lesiones físicas no tratadas adecuadamente pueden dejar de comer repentinamente.Por ejemplo, si sus pollos tienen lesiones en sus buches, experimentaran un dolor intenso que les impedirá alimentarse normalmente. Busque signos de lesiones físicas en sus pollos si dejan de comer inesperadamente.

Los pollos con lesiones internas también perderán el interés en su alimentación ya que se concentrarán más en el dolor que están sufriendo que en la comida. Las lesiones físicas en los pollos pueden ser el resultado de infecciones y ataques de depredadores.

Si encuentras restos de sangre en los excrementos de sus pollos, podrían ser síntomas de lesiones internas. Consulte a su veterinario si cree que sus aves podrían tener una lesión interna.

Finalmente aísle a los pollos heridos y manténgalos en un lugar seguro mientras trata sus lesiones. Mientras tanto, intente alimentar a los pollos lesionados con una dieta adecuada para ayudarlos a recuperarse de sus heridas.

Envenenamiento

El envenenamiento puede hacer que sus pollos dejen de comer. Tus aves no comerán como de costumbre si comen algún alimento que contenga alguna sustancia tóxica. Por ejemplo, el alimento podrido es sumamente tóxico para los pollos. Sus aves pueden dejar de comer después de ingerir algún alimento podrido.

Los pollos criados en libertad son los más vulnerables al envenenamiento, ya que pueden encontrar muchos alimentos venenosos durante su recorrido diario. Estos pollos son más propensos a comer animales muertos como ratones, lo que en última instancia intoxicara sus cuerpos. No dejes que tus gallinas coman ningún tipo de alimento descompuesto.

El agua sucia o contaminada también puede ser tóxica para las gallinas. Esa agua alberga bacterias que son venenosas y mortales para los pollos. Por lo tanto, asegúrese de que sus aves estén tomando agua limpia y fresca todos los días.

Gallina incubadora

Es probable que las gallinas ponedoras dejen de comer ya que pasan largas horas sentadas sobre sus huevos. No es de extrañar que las gallinas pierdan una cantidad significativa de peso mientras incuban sus huevos. Además, las gallinas ponedoras también beben menos.

Estas gallinas evitan a toda costa alimentarse en exceso ya que no quieren estropear sus huevos con sus excrementos. No se preocupe si algunas de las gallinas de su rebaño no comen. En última instancia, reanudarán sus hábitos alimenticios normales después del nacimiento de sus pollitos.

Comentarios en “9 razones por las que su pollo no quiere comer

  1. Mi gallina está decaída no come ni bebe agua, pero no tiene gripe, ni movía ni problemas al respirar que puede ser

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira más contenido relacionado

Las 6 sobras de cocina más peligrosas para las gallinas

por Gallinas Ponedoras, mayo 17, 2024

Si tienes gallinas en tu corral, es importante cuidar su alimentación para mantenerlas...

La gallina Brahma: una joya en el mundo de las aves de corral

por Gallinas Ponedoras, mayo 15, 2024

¡Hola! Hoy quiero contarte sobre mi primera experiencia con la raza de gallina Brahma....

Criar pollitos: guía para principiantes durante las primeras 6 semanas

por Gallinas Ponedoras, mayo 10, 2024

El cuidado de los pollitos es fundamental para garantizar su salud y bienestar a lo...

7 mejores razas de gallinas híbridas para granjas al aire libre

por Gallinas Ponedoras, mayo 3, 2024

Las gallinas híbridas, también conocidas como cruces o híbridos, se crean cruzando...

Indio gigante de Brasil: La historia y los orígenes de estos enormes gallos

por Gallinas Ponedoras, mayo 1, 2024

El Indio Gigante es una raza de gallina brasileña de plumas duras. Esto significa que...

¿Criar gallinas para huevos realmente nos permitirá ahorrar dinero?

por Gallinas Ponedoras, abril 29, 2024

Criar gallinas es un pasatiempo divertido que proporciona una fuente conveniente de...