Beneficios del ajos en los pollos

Los beneficios de alimentar a los pollos con ajo

Tabla de contenido

El ajo fue utilizado por los antiguos egipcios con fines medicinales y en la actualidad sigue siendo popular como suplemento para la salud. En los países europeos donde se consume grandes cantidades de esta verdura en sus dietas, tienen un menor riesgo de cáncer y es menos probable que padezcan enfermedades cardíacas, pero ¿Qué pasaría si agrego este ingrediente a la dieta de mis pollos?

Esta verdura tiene muchos beneficios para la salud tanto para los seres humanos como de los animales, y es una forma fácil y económica de mantener el criadero de su patio trasero sano y feliz.

¿Es el ajo seguro para alimentar a sus gallinas o es peligrosa o incluso dañina? Pasé un tiempo investigando sus efectos en los pollos y hoy me gustaría compartir mis hallazgos en esté artículo

Entonces, ¿pueden los pollos comer ajos?

Los pollos pueden comer esta verdura, y es beneficioso cuando se administra en cantidades moderadas y como parte de una dieta equilibrada. El ajo estimula el sistema inmunológico, aumenta la salud respiratoria y también se cree que los ácaros, piojos, garrapatas y otros parásitos no se sienten tan atraídos por la sangre de los animales que comen mucho ajo.

No debes excederte con el consumo de este ingrediente y ser consciente de los alimentos que contienen mucho ajo. Los pollos necesitan una dieta equilibrada y deben obtener la combinación adecuada de macronutrientes (proteínas, carbohidratos, grasas) y micronutrientes (vitaminas y minerales) para prosperar. Todo alimento en exceso es malo.

No obstante, esta verdura no daña a las gallinas. No es parte de la familia de las cebollas a pesar de que se asocian comúnmente; su composición es completamente diferente. Exploremos los beneficios para la salud del ajo para las gallinas:

Estimula el sistema inmunológico

Se ha demostrado que los compuestos que contienen el ajos aumentan la respuesta de lucha contra enfermedades en algunos tipos de glóbulos blancos en el cuerpo cuando se encuentran con un virus.

Si sus pollos se ven mal, y no quieren dejar el gallinero, esta verdura es un buen remedio para que sus aves se sientan mejor y les ayudara a combatir cualquier bacteria, virus o cualquier otro patógeno que pueda estar en su entorno.

Reduce el olor en el estiércol

En un estudio realizado en la Universidad de Clemson, se demostró que cuando se alimenta a las gallinas, el ajo enmascara eficazmente el olor de los desechos de las gallinas, sin cambiar el sabor de los huevos. Protege contra virus. Se ha demostrado que este ingrediente es activo contra virus, incluidos la salmonelosis, la colibacilosis y el cólera.

Ayuda a los pollos con bajo peso o que no comen

Los pollos con bajo peso o que no comen necesitan algo para estimular su apetito, y el ajo hace precisamente eso. También apoya el crecimiento saludable y es una gran ayuda digestiva; ayudar a los pollos a extraer la máxima cantidad de nutrientes posible de los alimentos que consumen.

Se cree que al igual que el vinagre de sidra de manzana, esta verdura estimula el apetito y ayuda a promover el crecimiento de sus aves.

Prevención contra parásitos

Se cree que la alicina contenida en el ajo hace que la sangre de los pollos, tenga un sabor indeseable para los ácaros y otros parásitos. Si prefiere un preventivo natural contra los ácaros, vale la pena probar esta verdura.

Vitaminas y minerales

Más allá de todos estos beneficios, el ajo también está lleno de vitaminas y minerales. ¡También tiene una proporción favorable de calcio y fósforo!

Esta verdura es conocida por ser una gran fuente de vitamina B6 (piridoxina), manganeso, selenio y también vitamina C. Además, contiene una buena cantidad de calcio, potasio, hierro y cobre.

Se cree que este pequeño pero eficaz verdura puede ayudar a las gallinas a producir huevos más grandes y de mejor calidad con una reducción del colesterol malo.

Como agregar ajos a la dieta de los pollos

Hay algunas formas diferentes de agregar ajo a la dieta de su pollo. Si está introduciendo este ingrediente por primera vez, es posible que deba experimentar un poco para encontrar qué funciona mejor para usted y su gallinero.

Beneficios del ajos en pollitos

Es mejor que las gallinas empiecen a comer ajo cuando sean más jóvenes, para que se acostumbren al sabor. Una vez acondicionadas desde una edad temprana para aceptar el sabor, los pollos no deberían tener problemas para beber agua con una infusión de ajo fresco triturado, o incluso comer el ajo triturado junto a su alimento diario. Las aves mayores que nunca han comido esta verdura son más propensas a comer esta verdura en polvo que sea mezclado con su alimento.

Como puede ver, no hay duda de que agregar ajo a la dieta de sus pollos es de enorme beneficio. Pero tiene aplicaciones más allá de lo interno. Esta verdura también se puede usar en la piel para tratar abrasiones menores y se puede frotar en las piernas para prevenir parásitos como el ácaro escamoso de las piernas e incluso el ácaro de las aves del norte.

Cuanto ajo debo dar a mis gallinas

Al contemplar con cuánto ajo debe alimentar a sus gallinas, recuerde que la moderación es la clave. Siempre debe usar solo verduras frescas y crudas.

Tenga en cuenta la siguiente recomendación al alimentar a sus gallinas con ajo:

En agua : cuatro dientes por galón o un diente por litro.

Sobre la comida : un diente finamente picado o triturado dos veces por semana.

El ajo en polvo es probablemente la forma más fácil de incorporar el ajo en la dieta de sus gallinas y la más aceptada por las aves que nunca antes han comido ajo.

¿El ajo es peligroso para las gallinas?

Esta verdura no representara ningún peligro para los pollos; Algunas personas creen que el agregar ajo a la dieta de las gallinas puede hacer que sus huevos sepan a ajo.

Sin embargo, tendrías que alimentar a tus pollos con mucho ajos antes de que afecte el sabor. Esta verdura contiene un elemento llamado tiosulfato, que se sabe que afectan a los glóbulos rojos y en grandes cantidades, puede provocar ictericia o anemia.

Sin embargo, solo hay pocas cantidades de este elemento en el ajo; nunca sería suficiente para dañar a sus gallinas, Por otro lado las cebollas contienen este elemento en grandes cantidades, por lo que las cebollas se consideran tóxicas para los pollos.

Finalmente

Como criadores de aves de corral, queremos hacer nuestro mejor esfuerzo para asegurarnos de que nuestras gallinas vivan sanas y felices. Al considerar la suplementación, le recomiendo encarecidamente que también considere agregar vinagre de sidra de manzana a la dieta de su pollo. El vinagre de sidra de manzana es otra excelente manera de estimular el sistema inmunológico de sus gallinas y mantener a sus aves con buena salud.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira más contenido relacionado

Frutas seguras para tus gallinas jpg

12 frutas seguras para sus gallinas

por Gallinas Ponedoras, abril 12, 2024

En este artículo descubriremos que frutas son seguras para las gallinas, consejos para...

Gallina comiendo arroz

13 alimentos que no deberías darles a tus gallinas

por Gallinas Ponedoras, marzo 25, 2024

La alimentación adecuada de las gallinas es fundamental para mantener su salud,...

mi gallina cacarea despues de poner un huevo

14 Datos curiosos sobre los pollos que te sorprenderán

por Gallinas Ponedoras, marzo 15, 2024

En la antigüedad, las gallinas eran consideradas criaturas exóticas y fascinantes para...

Gallina Kadaknath

6 Razas de gallinas originarias de Indonesia

por Gallinas Ponedoras, marzo 5, 2024

Las razas de gallinas de Indonesia son variadas y únicas en su tipo, cada una con su...

gallina malina

14 Razas de gallinas alemanas

por Gallinas Ponedoras, febrero 29, 2024

Las razas de gallinas alemanas tienen una larga historia que se remonta a siglos atrás....

gallina araucana blanca

3 Razas de gallinas históricas de Chile

por Gallinas Ponedoras, febrero 23, 2024

Las razas de gallinas en Chile tienen una larga historia que se remonta a la época de...